El Scope 3 es crítico para las emisiones del FM

El Scope-3 es un factor crítico para las emisiones del FM

El cambio climático no solo afecta el entorno natural, sino que también tiene costes económicos cuantificables. Un informe del CDP (Disclosure Insight Action) y el UCL Energy Institute predice que el cambio climático tendrá un impacto negativo en las tasas de crecimiento del PIB en un 10 % para 2050, y continuar como hasta ahora podría reducir esta tasa en un 25 % adicional para finales de siglo. Para garantizar el desarrollo sostenible, no solo desde una perspectiva ambiental sino también financiera, existe una clara necesidad de que las empresas reduzcan sus impactos ambientales, comenzando por reconocer su huella de carbono.

Para que el sector del FM se vuelva verdaderamente sostenible, las emisiones de Scope 3 deben incluirse en los cálculos de emisiones.

Además de las emisiones de Scope 1 (emisiones directas de actividades o fuentes propiedad de la empresa) y las emisiones de Scope 2 (emisiones indirectas de energía comprada o adquirida), las emisiones de Scope 3 (todas las demás emisiones indirectas que ocurren en la cadena de valor de una empresa) han sido objeto de una mayor investigación. En casi todas las empresas, la mayoría de las emisiones se clasifican como emisiones de Scope 3, por lo que, para que el sector del FM se vuelva verdaderamente sostenible, las emisiones de Scope 3 deben incluirse en los cálculos de emisiones.

Objetivo: lograr un FM más sostenible

Las emisiones de Scope 3, a menudo, representan la mayor parte (más del 70 %) de las emisiones totales de carbono dentro de una empresa y en los proveedores de servicios de FM puede llegar hasta el 90%. Ignorar las emisiones de alcance 3 dará como resultado una estrategia de sostenibilidad incompleta y un establecimiento de objetivos inadecuado. La medición de las emisiones de Scope 3 permite a las empresas identificar qué áreas contribuyen a la mayor parte de las emisiones, establecer objetivos claros y comenzar la descarbonización, pasando de un servicio de bajo coste a un servicio de bajo carbono y alto valor.

El proyecto del “Índice de Sostenibilidad en el FM” (Sustainable Facilities Management Index, SFMI) ideó un enfoque de informes completo pero sólido, destinado a medir un inventario completo de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) de los Scopes 1, 2 y 3 para un proveedor de FM. 

Para recopilar estos datos, el SFMI ha trabajado con un equipo de la industria para desarrollar un estándar (GEI) para el sector FM, proponiendo dos soluciones prácticas: el enfoque top-down y el enfoque bottom-up.

El enfoque top-down se centra en recopilar datos de Scope 1, 2 y 3 a nivel corporativo. En este enfoque, es más fácil capturar los datos y calcularlos, pero no proporciona los detalles para medir los cambios o beneficios y, por lo tanto, tiene una capacidad limitada para influir en el cambio

El enfoque bottom-up es un método de cálculo más completo, ya que se centra en la actividad de cada cliente, con huellas construidas a nivel de servicio, donde el proveedor de FM tiene propiedad, responsabilidad o influencia sobre las emisiones. Este enfoque requiere una mejor comprensión de las actividades contractuales y llevará más tiempo, pero el resultado ayudará a comprender los impactos a nivel de sitio o contrato, con cambios directamente medibles.

Optima lidera en España el desarrollo de un nuevo estándar internacional de sostenibilidad para calcular y mitigar las emisiones de Scope 3 en el ámbito del FM 

Optima participa y lidera en España un foro internacional de compañías e instituciones, con el objetivo de integrar la sostenibilidad en la gestión y operación en el sector del FM. Este foro internacional de empresas e instituciones líderes en sostenibilidad está participado por compañías como UBS, Aegon, Bouygues, Skanska e instituciones de referencia como el Institute of Workplace and Facilities Management (IWFM), UK Green Building Council (UKGBC), RICS y el Institute of Environmental Management and Assessment (IEMA), entre otros. 

Optima es la única compañía española participante y tenemos el propósito, junto al resto de miembros, de compartir experiencias, conocimientos y las mejores prácticas en sostenibilidad, poniendo el foco en la investigación y el cálculo de las emisiones de Scope 3 en el ámbito del Facility Management, bajo una metodología de cálculo tanto top-down como bottom-up

Así, el FM tiene la oportunidad de desempeñar un papel fundamental en la reducción de emisiones a nivel de servicio. Particularmente con el enfoque bottom-up, una vez que se han identificado las áreas clave para las reducciones, el proveedor de FM puede trabajar en estrecha colaboración con su cliente para desarrollar un plan de reducción de emisiones creíble y consistente.